Multiplicada la patria este Primero de Mayo

Este Primero de Mayo, fue un gran día de fiesta en Cuba. Las primeras luces sorprendieron a los hijos de este caimán, a los trabajadores y sus familias, al pueblo, en las calles, cuando desde temprano comenzaron a tomar sus puestos para el masivo desfile que llenó de banderas el país.

Cientos de miles marcharon a partir de las siete de la mañana para festejar lo alcanzado y confirmar el compromiso con el futuro; para reafirmar que lo que está por hacer es mucho, esperanzador y hermoso también, y que se puede lograr juntos.

A defender nuestra razón

 Un año después de haber celebrado su VIII Con­greso, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC, desarrolló su primer Consejo Nacional con el objetivo de debatir, reflexionar y evaluar el trabajo de las ocho comisiones permanentes durante es­tos doce meses.

Que nuestra gente posea el conocimiento “para que, desde el más profundo sentimiento de pertenencia, pueda defender nuestra razón”, fue uno de los ejes centrales en las palabras de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, quien compartió la jornada con los miembros del Consejo.

La sociedad civil cubana

Alrededor de la Cumbre de las Américas en Panamá se destapó, una vez más, el debate sobre la llamada “sociedad civil cubana” y la legitimidad de sus representantes.

Desde la teoría es una discusión complicada, porque el concepto de sociedad civil ha sido interpretado de maneras muy diversas, a veces contradictorias, y manipulado extensamente a lo largo de la historia. Si fuéramos a simplificarlo, diríamos que, más allá de las complejas aproximaciones filosóficas que tratan de explicarlo, es un concepto que intenta abordar la relación de las personas con el poder político y en ello radica su esencia.

Otra victoria en Cuba

El proceso de elecciones parciales para delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular, fluyó según lo previsto y aunque en Ciego de Ávila y Santi Spíritus ocurrieron algunas lluvias, las autoridades electorales de esos territorios pudieron concluir sin necesidad de dilatar el horario de cierre.  

Provincias como La Habana, Camaguey, Granma, Santiago de Cuba y Artemisa, fueron las que más personas se vieron obligadas a incluir en los listados de votación, mientras las oficinas de Consultas cumplieron su rol, fundamentalmente en el horario de la mañana, el de mayor concurrencia  

Declaración final de la Cumbre de los pueblos

Nosotros, los Pueblos de Nuestra Amé­rica, convocados en la Cumbre de los Pueblos, Sindical y de los Movimientos Sociales reunidos en la Universidad de Panamá entre los días 9, 10 y 11 del 2015, con más de 3 500 delegados/as representando a centenares de nuestras organizaciones obreras, sindicales, campesinas, pueblos originarios, estudiantiles, de mujeres, sociales y del movimiento popular.

VII Cumbre de las Américas

Luego de las grandes expectativas creadas durante los últimos días, la VII Cumbre de las Américas, que reúne por vez primera a las 35 naciones del hemisferio, se convirtió finalmente en un hecho en la Ciudad de Panamá.

La inauguración ocurrió en el Teatro Ana­yansi, del Centro de Convenciones ATLAPA, donde el mandatario anfitrión Juan Carlos Varela saludó de manera particular a cada uno de los jefes de delegaciones asistentes. Entre ellos estuvo el presidente cubano Raúl Castro Ruz, cuya presencia ha despertado gran interés en los medios de prensa acreditados que, con diferentes matices, coinciden en calificar de histórica su participación en la Cumbre.

Primeros "ecos" de la Cumbre en Panamá

Los representantes cubanos tuvieron que abandonar el Foro de la Sociedad Civil de la VII Cumbre de las Amé­ricas, ante la inaceptable presencia de un grupo de mercenarios con lazos terroristas, que habían sido denunciados con antelación.

Poco antes del inicio oficial del evento, el plenario se llenó de la denuncia revolucionaria, cuando los cerca de 70 delegados cubanos comenzaron a corear “Fuera, fuera la gusanera”  y “Sáquenlos”.

En Cuba los principios no son negociables

Cuba reiteró su conocida posición de principios sobre el tema de los derechos humanos, durante el diàlogo en Washington con representantes del gobierno de Estados Unidos.

La parte cubana enfatizó en la necesidad de mantener un balance adecuado entre los asuntos relacionados con los derechos civiles y polìticos y los económicos, sociales y culturales.