Lealtad sin límites

Intervención de Gerardo Hernández Nordelo, en el acto por el aniversario 120 del reinicio de la Guerra de Independencia y de condecoración a los Cinco Héroes, en el Palacio de Convenciones, el 24 de febrero del 2015, “Año 57 de la Revolución”.

La Revolución ha de guiar siempre a la nación cubana

Nunca sabremos la cantidad exacta de los alzados por Cuba Li­bre el 24 de febrero de 1895. Lo cierto es que fueron muchos los lugares en algunos de los cuales se lograron reunir varios cientos, como en Baire y en Bayate en la antigua provincia de Oriente.

Si las autoridades colonialistas que­­daron sorprendidas, a pesar de que evidentemente disponían de elementos para sospechar que an­daba en marcha una conspiración, la posteridad aún le debe el estudio exhaustivo de la conspiración de aquellos esforzados patriotas que organizaron un vasto movimiento clandestino dentro de la Isla con una eficaz comunicación entre ellos y con los jefes en el extranjero. Se destaca en particular la labor de Juan Gualberto Gómez, el principal, aunque no el único, vínculo con el Partido Revolucionario Cu­bano. Fue a aquel destacado intelectual residente en La Habana a quien José Martí remitió la Orden de alzamiento, firmada el 29 de enero en Nueva York por él, en su condición de Delegado del Partido, por José María Rodríguez, en nombre del General en Jefe electo, y por Enrique Collazo, quien así daba fe del poder y autoridad del anterior.

Los cubanos no olvidan el pasado

La injerencia de los Estados Unidos en los asuntos internos de Cuba ha dejado profundas huellas en la memoria de los cubanos, y debe ser entendida como el contexto en el cual Cuba aborda el diálogo con los Estados Unidos.

Un ilimitado bloqueo que pesa sobre los cubanos

El bloqueo de Estados Unidos contra Cuba se volcó en un abigarrado soporte legal, pero en el proceso entre los dos países para restablecer relaciones el presidente Barack Obama puede reducir el contenido de ese andamiaje, como en la salud.

Es cierto que el bloqueo finalizará si el Congreso estadounidense lo decide, aunque en disímiles esferas puede atenuarse mientras transcurre el complejo camino hacia la normalización de relaciones, un paso que no es igual al de la formalización.

De cuando la Democracia deviene Poder del pueblo

Se dice y se repite El poder del pueblo, ese sí es poder, pero aun hay quienes, sobre todo fuera de Cuba, devenidos revisionistas, no están de acuerdo con ese tipo de Democracia Participativa.

Si Demo es pueblo y Cracia poder, el poder del pueblo se impone cuando la inmensa mayoría tiene derecho a elegir o resultar electo, y eso ocurre en el archipiélago cubano desde que en 1976 quedaron instaurados los órganos locales del Poder Popular.

En Cuba los candidatos a las diferentes instancias no realizan campañas. La votación es directa y secreta, al tiempo que pioneros uniformados custodian las urnas. Como no hay lista de partidos,  se vota directamente por el candidato que se desee.

Ese sentimiento que se llama amor

Por la patria morir, ¡antes que verla
Del bárbaro opresor cobarde esclava!
Para José Martí Patria y palmeras blancas, abiertas y sonando a la brisa matutina, se confundían en un solo cuerpo luminoso, arrastrador. Se sentía atraído con gran violencia, tanto por su Patria políticamente opresa como por el paisaje delicioso que la centraba, fijado en su niñez de pupilas absortas ya para siempre vencidas por el monte mágico. Es de notar que en la carta escrita a su madre, a los nueve años de edad, desde Hanábana, el primer elemento de paisaje que nombra es "río", un río crecido.

Chivo que rompe tambó con su pellejo paga

Estos han sido días luminosos, aunque de sentimientos encontrados. Por una parte experimentamos la alegría de que estén finalmente entre nosotros Gerardo, Ramón, Fernando, Tony y René; por la otra, el anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos que provoca múltiples interrogantes.

¿Quién «prohíbe» el acceso a la Internet en Cuba?


El nerviosismo que se ha apoderado de la derecha latinoamericana con la «normalización» de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba ha desatado una serie de manifestaciones que asombran por la impunidad con que se desfigura la realidad.

Un ejemplo lo ofrece la columna de Andrés Oppenheimer en La Nación, del martes 2 de febrero, cuyo título lo dice todo: «La clave de la libertad en Cuba es el acceso a Internet». El articulista, conocido por su visceral rechazo a toda la obra de la Revolución Cubana, se pregunta si «el régimen cubano aceptará la ayuda estadounidense para expandir el acceso a Internet».

El poder de la fuerza contra la paz

Bajo el pretexto de enfrentar la posición asumida por Rusia en la crisis ucraniana, la Or­ganización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) anunció el refuerzo de su poderío militar en el este de Europa.

El secretario general de la alianza atlántica, Jens Stoltenberg, se refirió a un incremento de las Fuerzas de Res­puesta Rápida de ese bloque de 13 000 a 30 000 soldados, mientras se concreta la creación de la llamada punta de lanza (Spearhead For­ce) con otros 5 000.