De cuando la Democracia deviene Poder del pueblo

Se dice y se repite El poder del pueblo, ese sí es poder, pero aun hay quienes, sobre todo fuera de Cuba, devenidos revisionistas, no están de acuerdo con ese tipo de Democracia Participativa.

Si Demo es pueblo y Cracia poder, el poder del pueblo se impone cuando la inmensa mayoría tiene derecho a elegir o resultar electo, y eso ocurre en el archipiélago cubano desde que en 1976 quedaron instaurados los órganos locales del Poder Popular.

En Cuba los candidatos a las diferentes instancias no realizan campañas. La votación es directa y secreta, al tiempo que pioneros uniformados custodian las urnas. Como no hay lista de partidos,  se vota directamente por el candidato que se desee.

Breve historia

El 16 de junio de 1900 se efectuaron en Cuba las primeras elecciones de alcaldes, concejales, tesoreros y jueces municipales y correccionales, período en el cual el gobernador militar, Leonardo Wood confirmó que: (...) Todo aquel que al llegar a los 21 años no ha tenido la laboriosidad suficiente para reunir 250 pesos, o no ha ido a defender su patria estando en guerra, es un elemento social que no se merece se cuente con él para los fines colectivos; ¡qué no vote!

Mientras, en el período neocolonial, las elecciones  estuvieron marcadas por la corrupción y el fraude que practicaban los políticos de entonces. Era normal que los muertos votaran, las urnas fueran robadas, se utilizara la llamada boleta viajera, que un elector votara varias veces, se compraran los votos, y que los funcionarios y trabajadores públicos fueran obligados a votar por el candidato de gobierno bajo amenaza del despido.

Después Fulgencio Batista anunció que habría elecciones en Cuba el primero de noviembre de 1954 y en la última semana de julio de ese año se anunció como candidato, representando a los cuatro partidos que habían apoyado el golpe de estado del 10 de marzo. Concurrió como candidato único de las elecciones presidenciales de noviembre de 1954 y como es de suponer resultó electo.

Llegó la Revolución

Se abrió una nueva etapa y definitiva para que la Democracia cumpla su esencia.

El 10 y el 17 de octubre de 1976, en primera y segunda vueltas electorales, el 95,2 % de todos los cubanos mayores de 16 años, mediante voto secreto y directo en las urnas, eligieron de entre más de 30 000 candidatos a los 10 725 delegados (concejales) a las 169 asambleas municipales del Poder Popular (ayuntamientos), que quedaron oficialmente constituidas el 30 de octubre, mismo día en el que se eligen los delegados a las Asambleas Provinciales.

Y de nuevo los cubanos están convocados a elecciones parciales, ahora con la novedad de contar con observadores y supervisores, los que de seguro garantizarán la transparencia y el éxito de los comicios señalados para el 19 de abril en su primera vuelta.






No hay comentarios:

Publicar un comentario