Ojalá fuera guerra a la guerra...pero...

El avión B-52 abandonó la base de la Fuerza Aérea de EE.UU. en la isla de Guam en la madrugada del 11 de enero y llegó cerca del mediodía a la provincia surcoreana de Gyeonggi. Al acercarse a la península coreana el bombardero fue recibido por dos cazas surcoreanos F-15Ks y dos aviones estadounidenses F-16, detallaron las fuentes militares, según reportó RIA Novosti.
El despliegue de los aviones es la segunda medida de respuesta empleada por el Sur desde que Corea del Norte anunció haber realizado un ensayo de una bomba de hidrógeno. La primera fue reactivar en la frontera entre los dos Estados los altavoces que emiten propaganda contra el Gobierno de Kim Jong-un y música pop surcoreana.

Anteriormente la agencia Yonhap informó que Washington podría desplegar sus fuerzas estratégicas en la península coreana. De acuerdo a la información disponible, se trataría de submarinos nucleares, bombarderos B-52 y cazas F-22 equipados con tecnología furtiva que los hace invisibles a los radares.

Comoi siempre, el imperio mete sus narices, después para sacarlas cuesta tanto trabajo...Ojalá fuera guerra a la guerra, pero conocemos bien de qué se trata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario