Asamblea Nacional como fruto del apego a la dignidad ciudadana

Por Carlos G. González Ruiz
La Democracia Participativa en Cuba tiene su resultado fehaciente en la constitución de la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuyos integrantes forman parte del pueblo, ese que los eligió entre miles de hombres y mujeres honestos, consagrados y dignos.
No por caualidad aparecen obreros, técnicos, religiosos, negros, mestizos, blancos, ingenieros, médicos, maestros y dirigentes de diferentes niveles.
Y aunque algunos, al parecer demasiado revisionistas, alegan que en Cuba no exíste una verdadera democracia, sin mduda, en el poder dle pueblo está totalmente refrendado en cada uno d elos actos eleccionarios de la nación.
Esa particularidad es precisamente lo que distingue a Cuba de otros países, y por supuesto, con una diferencia abismal de lo capitalistas, donde se alega tener una verdadera participación en los comicios u otras acciones de ese tipo.
Es verdad que aun no es perfecta la Democracia Participativa en Cuba, pero qué la faltaría... El tiempo se encargará de atestiguar todo lo hecho y lo que aun  falta por hacer, a sabiendas que se ha llegado hasta aqui  con el verdadero poder del pueblo.
Nuestro vino no es amargo, sigue siendo el nuestro y cada vez será más dulce en la medida en que los cubanos dignos aunemos voluntades para mantener el Socialismo y la Revolución decorosa que ya transita por su más de medio siglo de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario