Democracia Participativa en Cuba va por más

Con la constitución de la Asamblea Nacional del Poder Popular, se confirma la valía de la Democracia Participativa en Cuba. Desde que en las urnas han resultado electos los mejores y más capaces, salidos de las entrañas mismas del pueblo, sin campañas ni mezquinos intereses, se pone de manifieesto el poder de los ciudadanos libres de ataduras y provistos de la morla que entraña el Socialismo como sistema social.

Desde que en 1895 con el Grito de Baire, la empuñadura mambisa irradió entrega y pasión por la libertad y el decoro, se conquistó en la Isla esa dignidad esperanzadora que llegó para quedarse el Primero de Enero de 1959 con una Revolución hecha con todos y para el bien de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario