Antonio Guerrero; firmeza y libertad al acecho

El Héroe de la República de Cuba, Antonio Guerrero Rodríguez, cumple 54 años de edad. Y aunque separado de su familia y su pueblo, mantiene esa firmeza inclaudicable, la que no lo hará doblegarse jamás, pues bien sabe acariciar la vida desde una celda solitaria.
En ocasión del cumpleaños de su hermano Gerardo, Tony se inspiró desde lo más profundo de su alma, con este poema, que bien podría ser autobiográfico:
En la celda, hay un hombre; su firmeza los frustra y los hace temblar.
Hay un reloj que funciona, pero la hora no importa.
Hay un espejo y una mesita con historias demasiado espinosas.
Hay una caricatura por terminar y un libro por leer.
Hay unas cartas que dan color al color, sangre a la sangre
y vida a la vida.
Hay un elenco de amados y no amados fantasmas
que traspasan la puerta de hierro
y hablan sin ser respondidos.
Hay, al fin, cuando se tiene valor y fe,
una libertad al acecho.

Y aunque la distancia junto a la injusticia intente apoderarse de quienes luchan y resisten, nada ni nadie detendrá a Tony en su afán por proseguir adelante en su lucha contra el terrorismo, como no lo conseguirán con el resto de sus cuatro hermanos, quienes claman libertad, conscientes que la victoria será cierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario