¿Derecho a la vida? y la vida al derecho…

El derecho a la vida constituye, sin duda, lo sensato para todo ser humano que ha venido al mundo con el propósito de compartir con los suyos, hacer el bien y prepararse para el presente y el futuro.

Pero en la Cuba seudorepublicana el color de rosa era para una mayoría desposeída, como pedir al más allá piedad y justicia, sobre todo para los hijos que al venir a la tierra no tenían los mínimo para enfrentar su presencia en sociedad.

Falta de asistencia médica, de escuelas, ropas y calzados, así como difíciles condiciones alimentarias, era para una extensa capa social el principal riesgo, a sabiendas que las esperanzas eran ínfimas.
Solo una Revolución garantizó un cambio radical: médicos, escuelas, asistencia social, seguridad, oportunidades para la mujer, en fin, de la noche a la mañana, desde enero del ´59 le vino encima a los cubanos esa dosis de felicidad y ternura.

La rosa mostró su color y la tranquilidad se apoderó de millones que en campos y ciudades han visto multiplicar la existencia en medio de bondades nunca antes vistas.

Esa es la Cuba de hoy, la que ha sabido enfrentar al poderoso imperio a solo 90 millas con su criminal bloqueo, a los riesgos del mundo contemporáneo y sobre todo a la crisis económica. Se tiene derecho a la vida…derecho a la existencia...porque ya la vida está al derecho.







No hay comentarios:

Publicar un comentario