Cuba, adelante y por más

Cuba, país pequeño por su extensión geográfica y su densidad de población, exhibe hoy logros incuestionables en sectores como la Educación y la Salud, que de forma gratuita y en medio de enormes dificultades materiales, llegan a la población sin muchos contratiempos a través de servicios, llámese en las aulas o mediante hospitales,  policlínicas y otras instalaciones afines.


Y si bien es cierto que aun estos deben y pueden mejorar, ahí están y exhiben resultados halagüeños, que gracias a una Revolución, sintetizan de lo que es capaz el Estado cubano por su pueblo, del que nunca se separa  por difíciles que sean las circunstancias.

Cuba fue colonia de España, primero, neocolonia yanqui después, nación ultrajada por la desprestigiada OEA, bloqueada aun  por los Estados Unidos… Ha sido parte de su propia historia esa dependencia heredada de siglos, como ocurrió con la mayor parte de los países de América Latina.

Sin embargo, llegó la Revolución, no exenta de obstáculos, para en más de medio siglo de existencia  sortear caminos muy difíciles, pasar ratos amargos  y compartir sinsabores, pero sobre todo, enrumbar hacia un futuro lleno de esperanzas y fruto de la confianza depositada en ella por la mayoría del pueblo. Sépase bien, cuando se dice pueblo.

Lo que fue entreguismo, falta de los principios más elementales, dependencia, insalubridad, analfabetismo, irrespeto a los derechos humanos, inseguridad y desconfianza absoluta, no volverá jamás a la Cuba de hoy y mañana, que hecha con todos y para el bien de todos, no dejará  caer la espada de la libertad, la independencia y el decoro.

Es verdad que a veces faltan recursos o alguien necesita una vivienda decorosa y mucho más, pero tiene lo que debe tener para su seguridad y la de sus semejantes. Y  habrá más en la medida que el país pueda producir más, pues se buscan alternativas y hay confianza en la Revolución, en su presente y en su futuro.

 Avanzar, avanzar y seguir adelante es lo imprescindible…porque Cuba jamás será lo que fue, será entonces lo que tiene que ser.


No hay comentarios:

Publicar un comentario