Cuba: capital de Nuestra América

Cuba, como bien dijera el presidente nicaraguense, Daniel Ortega, fue por estos días la capital de Nuestra América, esa Patria Grande con la que soñaron y por la cual lucharon hace más de doscientos años el Libertador, Simón Bolívar, el Apostol cubano, José Martí, y otros próceres independentistas.

De gala se vistió la capital cubana para dar la bienvenida a los jefes de estado y de gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, un foro que ha demostrado al mundo cuánto ha avanzado América Latina en los últimos años en su independencia política, económica y social.


La Segunda Cumbre de la CELAC evidenció que la región ya no está dispuesta a plegarse a los dictados de Estados Unidos y que marcha unida en busca de un futuro común, siempre con la mirada puesta en el pleno desarrollo del ser humano.

El encuentro, calificado de exitoso, fue una nueva demostración del apoyo de América Latina y el Caribe al archipiélago cubano. Los analistas estiman que la cumbre significó una potente señal a Estados Unidos de que esta región de 600 millones de habitantes ya no acepta el aislamiento de Cuba,

De hecho la presidencia pro témpore que en el último año ostentó y que ahora traspasó a Costa Rica, fue un reconocimiento unánime a la dignidad y resistencia del pueblo de la Mayor de las Antillas.

Para el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, fue un acto de justicia luego de más de 50 años de resistencia al criminal bloqueo imperial. América Latina y el Caribe, sentenció Chávez, le están diciendo a Estados Unidos con una sola voz que todos los intentos por aislar a Cuba han fracasado y fracasarán.

Y es que la nación caribeña ha sabido ganarse a lo largo de todos estos años el respeto y la admiración de muchos, pues a pesar de ser un país bloqueado son notables sus índices en la salud, que compiten con los de países desarrollados.

Reconocidos a nivel internacional son también sus avances en biotecnología. En la actualidad muchos productos de probada eficacia como el HEBERPROT, para úlcera de pie diabético, benefician no solo a los cubanos, sino a numerosas personas de todo el mundo.

Educación, deporte, cultura son otras de las tantas esferas en las que la Mayor de las Antillas ha sabido sortear los obstáculos de un férreo y criminal bloqueo norteamericano, que fue unánimente condenado en la Cumbre de la CELAC.

Pero Cuba también ha sido solidaria con muchos. Actitud y principios que ha llevado a la CELAC y que fomentó durante su presidencia pro témpore.

Su seria y responsable gestión al frente del bloque integracionista ha sido elogiada por muchos que, además catalogan como todo un éxito y de un simbolismo especial la Segunda Cumbre de la CELAC, un mecanismo que ahora de la mano de Costa Rica debe continuar su camino en aras de contribuir a un mundo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario