II Cumbre de la Celac, por más integración, unidad y paz en la región

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) da un paso más en el camino de la integración de los pueblos de la región con su II Cumbre, en La Habana, centrada en el combate al hambre y la pobreza.
Uno de los principales temas de la cita es la seguridad alimentaria, cuyo debate ganó terreno en el mundo desde la crisis del alza de los precios de 2008.
Los elevados costos de los alimentos golpean en especial medida a los 164 millones de latinoamericanos que viven en la pobreza, pese a que la región produce lo necesario para dar sustento a toda su población.

El compromiso para erradicar ese problema quedó patentizado en la Declaración de Santiago de Chile de la Celac, en enero de 2013, y ha marcado el rumbo del organismo en su devenir durante el último año bajo la presidencia pro-témpore de Cuba, destaca el sitio web de la cancillería cubana.

En estos 12 meses, La Habana impulsó numerosas reuniones sectoriales, entre ellas de educación, pobreza, salud, cultura, reducción del analfabetismo, desarme nuclear, migración, cooperación, ciencia y tecnología, gestión de riesgos y desastres.

El objetivo es “trabajar por la paz, la justicia, la cooperación, el entendimiento y la solidaridad” afirmó el presidente cubano, Raúl Castro, al recibir hace un año la dirección del grupo durante la I Cumbre, celebrada en Santiago de Chile.

La decisión de crear la Comunidad se adoptó en la denominada Cumbre de la Unidad celebrada en Cancún, México, en 2010, pero fue en su primera reunión en Caracas, entre el 2 y 3 de diciembre de 2011, cuando quedó constituida.

Por primera vez en la historia de la región, los 33 países latinoamericanos y caribeños se reunieron sin la presencia de Estados Unidos, que durante décadas se encargó de dirigir las políticas del área.

Esa estrategia convirtió a la Celac y a otras organizaciones afines como la Unión de Naciones Suramericanas, en una institución que afianza la soberanía y la independencia de sus miembros.

Pese a su corta vida, la Comunidad va dando importantes pasos para alcanzar el sueño del Libertador Simón Bolívar y del prócer cubano José Martí: una integración integral desde el sur del Río Bravo hasta La Patagonia.

“La Celac es el proyecto de unión política, económica, cultural y social más importante de nuestra historia contemporánea. Tenemos todo el derecho de sentirnos orgullosos”, sentenció el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez, uno de los principales paladines de ese proceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario