Destaca Raúl Castro compromiso de la Revolución Cubana con el pueblo

El presidente Raúl Castro Ruz destacó el significado de la Revolución Cubana, continuadora de las gestas libertadoras iniciadas en  1868 contra el colonialismo español y que solo  terminó con  la derrota del régimen batistiano el primero de enero de 1959.

El jefe de Estado cubano habló en el acto central por el aniversario 55 de la Revolución que tuvo lugar este miércoles en la ciudad de Santiago de Cuba.

Recordó Raúl Castro que en esa fecha el líder de la Revolución Cubana Fidel Castro, aseguró que a partir de entonces todo sería más difícil. En el curso de estos años, la revolución ha tenido que enfrentar el terrorismo de estado de 11 administraciones norteamericanas, que han intentado derrotar al poder  revolucionario.
Por ese motivo el pueblo cubano ha perdido a 3 478 de sus hijos y otros  2 099 han resultados incapacitados, apuntó.

Hoy, añadió, rendimos merecido tributo a quienes entregaron sus vidas en los campos y ciudades, a aquellos que después cayeron en honrosas misiones, a todos los que dedicaron su vida a la construcción del socialismo, basados en la máxima martiana de que toda la gloria del mundo cabe en un grano  de maíz.

La revolución Cubana acabó también  con el mito de que no era posible construir el socialismo a sólo 90 millas de Estados Unidos,  una revolución que no tuvo apoyo del exterior, expresó.

Esta es la revolución que –dijo-- sentó las bases para democratizar los espacios de creación, difusión y acceso a la cultura. Una revolución  que  ha hecho realidad la máxima martiana, recogida en la Constitución, de que “Yo quiero que la ley primera de la república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del Hombre”.

Más adelante Raúl Castro subrayó la coincidencia de que la Revolución Cubana triunfó el mismo día de la Revolución Haitiana, esta en 1804. En ese sentido hizo referencia a la colaboración que hoy presta Cuba a esa pequeña nación caribeña.

De igual manera afirmó que hoy la revolución tiene el reto que impone la subversión política e ideológica dirigida por  los centros de poder global para recolonizar la mente de los pueblos.

Una subversión que manipula premeditadamente la historia y la actual crisis del sistema capitalista, en menoscabo de los valores, favoreciendo el egoísmo y el interés mercantilista por encima de la moral. Se propone, apuntó,   vender a los jóvenes las presuntas ventajas de  prescindir de ideología y de la conciencia social y desmantelar desde  adentro el socialismo en Cuba.

A renglón seguido el presidente cubano llamó a las nuevas  generaciones de dirigentes a no olvidar que esta es una  revolución  socialista de los humildes, por los humildes y para los humildes.

Es importante consultar a la  población las decisiones vitales.

El programa de la revolución tiene que actualizarse cada 5 años para estar al tanto de las necesidades del pueblo, como única manera de asegurar el permanente proceso de profundización de la democracia socialista, dijjo

Para terminar, subrayó Raúl Castro  la frase de Fidel pronunciada en este mismo lugar hace 55 años. “La revolución llega sin compromisos con nadie, solo con el pueblo, que es al único que  le debe sus victorias” de estos años. Y así deberá continuar siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario