Fernando ya está entre los cubanos

Hay tres personas a las que quiero agradecer en este momento, y son a mis tres hermanos Antonio, Ramón y Gerardo, dijo Fernando González LLort uno de los cinco héroes injustamente condenados en Estados Unidos por combatir el terrorismo contra su Patria, quien al llegar a La Habana fue recibido por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, y sus familiares.

"Cuando no había movimientos de solidaridad, verlos a ellos daba una fuerza tremenda en aquellos difíciles momentos", expresó y agregó que sobre eso no hablábamos cuando nos veíamos, pero añadió que verlos a ellos, con sus argumentos, sus posiciones, nos fortalecía mucho.
Dijo que siente una inmensa felicidad, que indescriptible, pero no está completa, lo estaría solo cuando junto a él y René, quien también acudió a su encuentro hace unas horas, estuvieran Antonio, Ramón y Gerardo. "Por eso es importante continuar la lucha para tenerlos aquí con nosotros".

Agradeció al pueblo de Cuba, a la prensa de la que dijo ha hecho un gran trabajo en la lucha por la liberación de los Cinco, Le alcanzó el tiempo, para que su modestia y sencillez se desbordara al expresar que pedía disculpa a todos aquellos que les escribieron, sobre todos a los niños y los jóvenes, y que materialmente no tuvo el tiempo de responderle.

Dijo que era un honor que el General de Ejército haya llegado hasta el aeropuerto para saludarnos. "Eso me compromete aún más en la lucha por el regreso de mis hermanos". Y sobre el impacto al salir de la prisión, dijo que él no se sintió en libertad hasta que bajó por las escalerillas del avión.

Dijo que al salir de la cárcel lo estaba esperando un carro que le hizo sentir "que me detenían otra vez". No podía sentirme en libertad, tanto que en el avión venía todavía esposado", solo cuando llegue a Cuba me sentí en libertad.

Además del compañero Raúl, miembros del Buró Político, del Consejo de Estado, del Gobierno, le abrazaron en el aeropuerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario