Denuncian en La Habana política hostil e inhumana de Estados Unidos contra Cuba

El Consejo Nacional de las Artes Plásticas de Cuba, denunció en un comunicado la subasta por los niños con cáncer que prepara la Oficina de Intereses de Estados Unidos (SINA), en La Habana, y la califica de show porque es Washington el que impide a la nación caribeña adquirir medicamentos para tratar esa enfermedad.

El texto explica que esta iniciativa busca "empañar la imagen de la Revolución cubana, distraer a la opinión pública, y humillar, una vez más, a niños enfermos y a sus familiares".
La nota, divulgada por el portal Cubarte del Ministerio cubano de Cultura, precisó que los fondos recaudados en otras ocasiones son mínimos en comparación con la necesidad de medicamentos, y han sido destinados a comprar equipos domésticos y golosinas.

"Niños enfermos han lavado los autos de los funcionarios de la SINA ante los ojos del público y se han bañado en la piscina de la casa de uno de aquellos. Inmediatamente después de la fiesta, la piscina ha sido limpiada cuidadosamente", agregó el documento.

El Consejo Nacional tildó de "elementos inescrupulosos" a los organizadores de iniciativas como esta, "que pretende manipular la sensibilidad y generosidad de los artistas cubanos".

La iniciativa responde a una de las misiones secretas de la SINA reveladas por Wikileaks: conseguir "historias y noticias que puedan destruir el mito de la superioridad médica cubana".

Desde hace más de medio siglo Cuba enfrenta un unilateral bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos, que Washington mantiene pese al amplio rechazo de la comunidad internacional.

En virtud de dicha política, Washington impide que entren a Cuba ciertos medicamentos estadounidenses para tratar el cáncer, como la placa de yodo radioactiva y las endoprótesis para tumores malignos de la retina y los huesos, respectivamente.

También obstaculizan el acceso a sueros citostáticos de última generación para tratar tumores pulmonares, así como anticuerpos monoclonales como el Cetuximab para cáncer colo-rectal avanzado.

Además de limitar la compra de equipamientos capaces de proveer imágenes para estudiar tumores encefálicos, el bloqueo impide la compra de analgésicos como el Clodronato y el Ibandronato oral, para el dolor por metástasis en los huesos.

Aún así, Cuba prioriza la atención a los niños con esa dolencia con un programa de tratamiento enfocado también en atender sus necesidades individuales, con seguimiento de trabajadores sociales.

Según estadísticas recientes, cada año son diagnosticados en Cuba unos 300 nuevos casos en pacientes menores de 20 años, la mayoría leucemias, linfomas y tumores del sistema nervioso central.

Además, los oncólogos cubanos dan desde 1990 tratamiento médico solidario a 24 mil niñas y niños de Ucrania, Rusia y Belarús, afectados por el accidente nuclear de Chernóbil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario