Cumbre fundacional de la CELAC por la integración de Latinoamérica

"Esta es la hora y el momento de América Latina, por eso debemos apresurar el paso para la integración", puntualizó el Presidente de Cuba, General de Ejército Raúl Castro, durante su discurso ante la cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, en el cual retomó constantemente frases de Simón Bolívar y José Martí.
Raúl Castro destacó la trascendencia histórica del acto fundacional, caracterizando a la CELAC como nuestra obra más preciada, pues nace como instrumento político para aunar las voluntades de nuestros pueblos en nombre de su unidad y soberanía.
Igualmente ponderó, una vez más, de la misma manera que en la Cumbre del 2010 celebrada en Cancún, la responsabilidad histórica y ética que tienen las naciones latinoamericanas y caribeñas de realizar aportes sustantivos para la reconstrucción y el desarrollo de la República de Haití. Y ratificó que Cuba estará allí mientras la hermana nación lo necesite y quiera.

Y así, con palabras sencillas, pero muy profundas, la delegación cubana reiteró su compromiso con la unidad, el respeto a la diversidad de nuestros pueblos y su disposición a ofrecer siempre por las naciones hermanas no solo aquellos recursos que le sobren, sino también aquellos de los que en ocasiones carecemos. En estos principios se sustentan también las bases de nuestras aspiraciones integracionistas.
Jamás el sueño de Bolívar y José Martí había estado tan presente como ahora. Esperemos pues que la intensa jornada de trabajo que caracterizó a la primera sesión de esta Cumbre de América Latina y el Caribe sea apenas el primer paso de un gran futuro de unidad para Nuestra América.

No hay comentarios:

Publicar un comentario