Martí avizoró la esencia del Imperialismo

Nunca antes, en el siglo XX y desde la aparición del imperialismo, se habían observado las contradicciones internas de la sociedad norteamericana como se están apreciando hoy.

Siempre fueron arrogantes, pero tenían base económica y cierta capacidad de manejo de la cultura como en los tiempos del New Deal para maniobrar. Han perdido la capacidad de hacerlo porque no tienen la cultura para ello. Ya se sabe, y Martí lo apuntó, las relaciones entre la incultura, la estupidez y el fracaso.


Pueden revisarse tres textos importantes “El pentagonismo: sustituto del imperialismo” de Juan Bosch, escrito a fines de los años 70, “La otra historia de los Estados Unidos” de Howard Zinn y el texto de Eliades Acosta titulado “El Apocalipsis según san George”; estos textos son claves necesarias para entender la profundidad de la situación que vive Estados Unidos y el mundo.

Fidel ha dicho que la lucha contra el fascismo solo puede resolverse con el empeño del pueblo norteamericano; desde fuera nosotros estamos en el deber de enviar un mensaje de unidad al heroico pueblo de Martín Luther King y de los discriminados en general, ahí hay fuerzas, lo confirma Zinn y es necesario que el movimiento “En defensa de la humanidad” ponga su acento en este importante asunto.

Hagamos en algún país de nuestra América,  y en especial de Centroamérica, una gran concertación de latinoamericanos y norteamericanos, para evitar que la estupidez y la maldad de la oligarquía estadounidense sigan llevando al mundo por un camino del puede no haber regreso para nadie. Rosa Luxemburgo afirmó hace 80 años: “socialismo o barbarie”, alguien recientemente escribió: “si tenemos suerte….”

Para tener suerte hay que luchar y mostrarle a la sociedad norteamericana que la única forma de vivir, de que nuestros descendientes hereden la civilización hasta aquí alcanzada y la mejoren hasta lograr la plenitud humana, es precisamente combatir con fuerza la ilegalidad y el crimen que se ha adueñado de Estados Unidos y el mundo; de esto se trata. 

Un mensaje al pueblo de Estados Unidos que hable de cultura, cuya primera categoría es la justicia; de ética, en tanto sol del mundo moral; de derecho, sobre el fundamento martiano de que está en el corazón de cada hombre el principio de lo justo y que es el primer estado de derecho y de solidaridad.

En el orden práctico tenemos el ALBA y el magnifico trabajo internacional que viene realizando el presidente Chávez. Tenemos el ejemplo de Cuba, tenemos los que representa y promueve Fidel. Tenemos a Bolivia; Martí dijo que América no andará hasta que el indio no se libere y ya hoy tenemos a Evo Morales, símbolo de la liberación de las masas explotadas indias.

El ALBA puede relacionarse, como de cierta manera lo planteó el presidente Chávez en su histórico discurso en la Plaza de la Revolución con motivo de que le fuera impuesto el Premio José Martí de la UNESCO, con el ALBA, con la Alternativa Bolivariana para las Américas y la alternativa martiana.

También dirijámonos al pueblo de la otra América para crear, en la realidad y no solo en los sueños, el nuevo mundo. (Armando Hart Dávalos-Fragmentos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario