Llama Canciller cubano en la ONU a construir orden internacional justo

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, llamó en la Asamblea General de Naciones Unidas a construir un orden internacional sin lugar para la filosofía de las guerras y del saqueo de los recursos naturales.

Al intervenir en el debate general del principal órgano de la ONU, denunció el intento de Estados Unidos y la OTAN de un nuevo reparto del mundo por la fuerza de las armas, con su saldo de ingobernabilidad, inestabilidad, proliferación de la violencia y el extremismo, desgarramiento de naciones, culturas y religiones, y grave peligro para la paz, reporta Prensa Latina (PL).
Rodríguez contrastó los enormes arsenales nucleares y convencionales acumulados y el gasto militar anual de un billón 750 mil millones de dólares con la pobreza, el hambre, las epidemias, las oleadas migratorias y las crisis económica, ambiental, alimentaria, energética e hídrica presentes en el planeta.

También recordó que mil 200 millones de personas viven en la pobreza extrema, 842 millones sufren un hambre crónica, 774 millones de adultos son analfabetos y 57 millones de niños no están escolarizados, lo cual confirma "que las Metas de Desarrollo del Milenio, cuestionables metodológicamente, fueron un espejismo".

De acuerdo con la agencia de noticias, el diplomático se refirió a otros males que demuestran la necesidad de un nuevo orden global como la militarización del espacio, la intervención ilegal y encubierta en los sistemas informáticos de los países, el espionaje a gobiernos, la aplicación extraterritorial de las leyes de Estados Unidos y las sanciones unilaterales como instrumento de política exterior.

El canciller cubano advirtió además en la plenaria de la Asamblea General sobre la actuación de emporios mediáticos cada vez más vinculados con los objetivos hegemónicos de potencias occidentales, con sus campañas de desinformación y manipulación de los hechos.

En su discurso, rechazó la intervención extranjera en Siria, mediante el financiamiento y entrega de armas a grupos terroristas, así como los bombardeos unilaterales del Pentágono en esa región del mundo, "sin respetar fronteras ni Estados soberanos, aunque las disimule con dudosas coaliciones".

Rodríguez también criticó el intento de la OTAN de desplegarse hasta las fronteras de Rusia, las sanciones contra Moscú a raíz del conflicto en Ucrania y los crímenes de Israel contra el pueblo palestino, que tuvieron recientemente un nuevo capítulo con la agresión a la Franja de Gaza.

A propósito de Palestina, defendió su derecho a convertirse en miembro pleno de Naciones Unidas, con un Estado establecido dentro de las fronteras de 1967 y con Jerusalén Oriental como su capital.

El representante cubano llamó la atención sobre la falta de voluntad política de los gobiernos de los países industrializados y la existencia de voraces emporios transnacionales que concentran de manera creciente enormes recursos, informa PL.

"La desigualdad en la distribución de la riqueza es cada vez más brutal. Es necesario, ineludiblemente, un nuevo orden económico internacional", insistió el diplomático, quien abogó por una profunda reforma de Naciones Unidas y en particular de su Consejo de Seguridad.

El Consejo debe ser reconstruido sobre bases de democracia, transparencia, justa representatividad de los discriminados países del Sur como Miembros Permanentes y No Permanentes, credibilidad, estricto respeto a la Carta de la ONU, sin dobles raseros, procedimientos oscuros ni el anacrónico veto, acotó.

El Canciller destacó que en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en enero pasado en La Habana, los 33 países del bloque coincidieron en que para alcanzar sociedades más justas e inclusivas es imprescindible una mejor distribución de la riqueza y los ingresos, señala Prensa Latina.

También son clave la erradicación del analfabetismo, una educación de calidad para todos, el establecimiento de una verdadera seguridad alimentaria y sistemas de salud de cobertura universal, entre otros derechos humanos, agregó.

Respecto a la convivencia pacífica, resaltó la proclamación por la Celac de América Latina y el Caribe como una Zona de Paz, consagrando el respeto de los principios y normas del Derecho Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario