Analizan en Cuba políticas, acciones de control y procedimientos

Al análisis de políticas, acciones de control y procedimientos para respaldar la actualización del modelo económico cubano, estuvo dedicada la mas reciente reunión del Consejo de Ministros, presidida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz.
Todo lo que hagamos para eliminar trabas y ataduras a las fuerzas productivas resulta vital —destacó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros—, de ahí la importancia de evaluar integralmente y en detalle, las decisiones que pretendamos adoptar. "Tener en cuenta los errores cometidos, nos permitirá no volver a incurrir en ellos".

¿Cómo realizar un uso más racional y productivo del agua disponible en Cuba? ¿Cómo aprovechar con eficiencia las infraestructuras construidas? ¿Cómo lograr que su distribución y consumo, además de cada vez con mayor calidad, esté acorde también con la actualización de nuestro modelo económico?
A estas y otras interrogantes, responde esencialmente la propuesta realizada por Inés María Chapman Waugh, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), para desarrollar una Política Nacional del Agua, con un enfoque económico y la adopción de estrategias no solo por parte de ese organismo, sino también por todos los usuarios del agua.
Salvador Pardo Cruz, titular de Industrias, presentó a los participantes en la reunión del Consejo de Ministros un diagnóstico sobre la situación del reciclaje de materias primas en el país, así como la política que comenzará a aplicarse en este sector con el fin de modificar el enfoque de su dirección, basada fundamentalmente en la aplicación de incentivos e instrumentos económicos y en la introducción de nuevos modelos de gestión. Estas decisiones responden al cumplimiento del Lineamiento 235.
Entre las principales dificultades que obstaculizan la actividad, citó la inexistencia de una política de reciclaje; los lentos procesos de aprobación de bajas técnicas a los equipos en desuso; la exigua logística para enfrentar la dispersión de las fuentes generadoras; la aplicación de precios no estimulantes a algunos productos reciclables y el insuficiente número de casas de compra a la población.
"El reciclaje —dijo— es la mejor opción para disponer de los desechos generados por la sociedad y se autosustenta económica y financieramente. Se priorizarán en la planificación de los procesos inversionistas asociados al desarrollo industrial aquellas inversiones relacionadas con el reciclaje de materias primas", agregó.
Durante la reunión, Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, explicó la política diseñada para flexibilizar los objetos sociales, la cual está encaminada a favorecer al máximo el desarrollo de las potencialidades de las entidades económicas sin que ello signifique el descuido de sus misiones fundamentales.
A partir de la aplicación de la propuesta, será el director de la empresa —y su similar para el resto de las personas jurídicas—, quien decidirá sobre la realización de actividades secundarias que puedan derivarse del objeto social de la entidad que dirige. Sin embargo, en ningún caso podrán ejercer su autoridad de modo contrario a la legislación vigente, por lo que la flexibilización no elimina las regulaciones existentes para la comercialización de ciertos productos y la prestación de algunos servicios.
Estas decisiones —dijo el también Vicepresidente del Consejo de Ministros—, responden a la necesidad de ir dando cada vez más independencia al sistema empresarial y así fortalecer el desarrollo de las fuerzas productivas, tal y como queda refrendado en el Lineamiento 13 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario