Ratifica Raúl Castro que los principios no son negociables

El presidente Raúl Castro reiteró que asistirá en Panamá a la Sèptima Cumbre de las Américas para rechazar con determinación toda tentativa de aislar y amenazar a Venezuela y reclamar el cese definitivo del bloqueo a Cuba.

El Jefe de Estado de Cuba recordó hace unos días en Venezuela que el imperislismo estadounidense ha ensayado, sin éxito, prácticamente todas las fórmulas de desestabilización y subversión contra la Revolución bolivariana y chavista, para recuperar el control de la mayor reserva petrolera del planeta y asestar un golpe al proceso integrador y emancipador que tiene lugar en Nuestra América.
Raúl Castro elogió la posición digna, valiente y constructiva del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien no obstante la gravedad de la amenaza de Washington ha tendido la mano al presidente de Estados Unidos para iniciar un diálogo basado en el derecho internacional y el respeto mutuo, que conduzca a la derogación incondicional de la Orden Ejecutiva del Presidente Barack Obama y a la normalización de las relaciones entre los dos países.

Enfatizó el dirigente cubano que Venezuela no está sola ni nuestra región es la misma de hace 20 años, y las amenazas contra la paz y la estabilidad en la nación bolivariana representan también amenazas contra la estabilidad y la paz en Nuestra América.

Reiteró Raúl Castro, una vez más, que los colaboradores cubanos presentes hoy en Venezuela, continuarán cumpliendo con su deber bajo cualquier circunstancia, en beneficio del hermano, solidario y noble pueblo venezolano. Y agregó que "Estados Unidos debería entender de una vez que es imposible seducir o comprar a Cuba ni intimidar a Venezuela, porque nuestra unidad es indestructible".

Y advirtió que Cuba no cederá ni un ápice en la defensa de la soberanía e independencia, ni tolerará ningún tipo de injerencia, ni condicionamiento en sus asuntos internos. Y al mismo tiempo no cejará en la defensa de las causas justas en Nuestra América y en el Mundo.

Luego de ratificar que los principios no son negociables, Raúl Castro enfatizó que la solidaridad es el cimiento de la unidad y la integración regional, y anunció que en la Séptima Cumbre de las Américas de Panamá la sociedad civil cubana será la voz de los sin voz y desenmascarará a los mercenarios que, financiados por sus patronos, traten allí de usurpar su genuina representación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario