Cumbre del ALBA: por más integración.

Solidaridad, cooperación, complementariedad, reciprocidad, sustentabilidad, soberanía tecnológica y unión económica, son principios fundamentales en los cuales se basa el trabajo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) desde hace ya más de siete años.
Y justamente bajo el claro propósito de afianzar la hermandad latinoamericana y caribeña se desarrolló en la mañana de este domingo 5 de febrero, la jornada final de la XI Cumbre del ALBA, que se inició con una sesión a puertas cerradas.

Uno de los temas incluidos en la agenda fue el ingreso de nuevos países al ALBA, con el fin de consolidar los objetivos integracionistas de esta organización. Por el momento fueron incorporados como invitados especiales Surinam y Santa Lucía, aprobándose la resolución que les permite iniciar el proceso para su plena incorporación al ALBA. Igualmente, se ratificó la presencia de la República de Haití como invitada especial permanente.
Poco antes de concluir, el Presidente Chávez dio lectura a un comunicado oficial mediante el cual los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, reiteraron su condena a la política de injerencia y desestabilización aplicada contra la República Árabe de Siria.
"Para nosotros el ALBA es la Patria", dijo el Presidente Hugo Chávez parafraseando a Simón Bolívar minutos antes de finalizada esta cita en la cual se dieron nuevos pasos de integración y complementariedad.
Otra vez los países del ALBA impulsan vías para profundizar el desarrollo de esta alianza que nada tiene de casual y cuyos antecedentes vienen desde lo profundo de la América insurgente, con raíces que la convierten en un proyecto histórico de construcción de la Patria Grande. Y es que, sencillamente, "¡Ha sido una gran Cumbre!", tal y como dijera el General de Ejército Raúl Castro, luego del golpe de mallete dado por Chávez para dar por concluida la sesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario