Crónica de la exclusión anunciada.

“Cuba no ha pedido jamás ir a la Cumbre de las Américas, pero apoya el reclamo unánime de los países del ALBA de que cese la exclusión”, expresó el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla en Conferencia de Prensa celebrada en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Isla.

Según Rodríguez, la decisión en torno a la ausencia de Cuba en la Cumbre que se celebrará en Cartagena el próximo mes no es ninguna sorpresa, sino la “crónica de una exclusión anunciada”, y se refirió a las declaraciones que en los días precedentes hicieron varios voceros del gobierno de los Estados Unidos. Añadió que para la Isla es inaceptable e injustificable la postura de Estados Unidos de excluirla de la próxima Cumbre de las Américas.
“No ha habido ninguna sorpresa, ha sido la crónica de una exclusión anunciada (…) Estados Unidos con su desprecio y arrogancia ofende a la Patria Grande”, dijo.

Aseguró que el Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), conformado por los cancilleres del bloque, continuará en consultas para debatir este hecho. “Estados Unidos, con su desprecio y arrogancia ofende la dignidad de la Patria Grande de Bolívar, de Nuestra América de Martí”, añadió.
El ALBA tiene una posición firme y unánime en torno al tema del bloqueo contra Cuba y la exclusión de la Isla de mecanismos hemisféricos, como la Cumbre de las Américas y la OEA, recalcó.
“La exclusión de Cuba es el símbolo más notorio de que son cumbres hechas a imagen y semejanza del gobierno de Estados Unidos y que son instrumentos para ejercer dominación de una manera nada democrática y con irrespeto por países que son iguales soberanos y que no aceptan ser tratados como otras partes”, reiteró el Canciller, quien aseguró que  pese a la exclusión de la isla propiciada por Estados Unidos, “la presencia de Cuba en la Cumbre de las Américas, desde la distancia, será inocultable”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario