René con "libertad supervisada" y los terroristas andan sueltos.

El VII Coloquio Internacional por los Cinco y contra el Terrorismo está en las calles. Los familiares de los Cinco andan por la Ciudad cubana de Holguín y se confunden entre tantos hombres y mujeres de buena voluntad que vinieron de todas partes iluminados por la solidaridad.
En la plaza Simón Bolívar se entabla la conversación con Olga Salanueva. Esa cubana que hoy no puede abrazar al esposo que es amante a la misma vez. Sobre la supuesta libertad de “Rene”, como tiernamente le llama, la madre de Irmita e Ivett manifestó:
“Realmente, René está en una celda más amplia, pero mucho más peligrosa que es el territorio norteamericano en sí. Porque todos debemos recordar cuál es la esencia de este caso y por qué ellos tuvieron que ir allí, precisamente, para monitorear estas organizaciones terroristas que son apoyadas por el Gobierno. Y digo que son apoyadas, porque siguen siendo apoyadas por la jueza Lenard, cuando le dice a René que no puede acercarse hasta donde ellos están y lo pone en condiciones muy peligrosas que nada tienen que ver con el objetivo de una libertad supervisada”.
“René no quiere incorporarse a esa sociedad porque no es la de él. René es un ciudadano cubano que quiere reintegrarse a su pueblo. René no tiene su familia allí, toda su familia vive en Cuba. Nosotras, las niñas y yo, estamos aquí por orden del gobierno de Estados Unidos, a través de mi deportación. A mí me niegan una visa para poder estar con él. Entonces, ¿qué es eso? Un castigo.
“Es una libertad condicional, lo retienen dentro de un lugar y arriesgan su vida. El cuidado de su persona tiene que ir por él. René ahora no tiene derecho siquiera a lo que tiene derecho todo el que sale de la cárcel: al cuidado de su familia, a una revisión médica.
Y mientras eso sucede, muchos terroristas andan sueltos, como Luís Posada Carriles, autor de la voladura de un  avión de Cubana en pleno vuelo que costó la vida a 73 personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario